Rompiendo la rutina

progreso-yucatan-muelle-fiscal-y-playa

Anécdota de Alison Pacheco Ortega, tiene 22 años y ama a su gatita Mauri.

Esta anécdota me la compartió mi amiga Alison Pacheco, quien cuenta un día en el cual rompió su rutina para bien, ya que parecía que iba a ser un día ordinario y habitual. 

Cuenta que fue un martes por la tarde, aproximadamente a la 1:30 pm y se encontraba con sus compañeros Juan Carlos, el Chef Carlo y Alex.

Estaba haciendo sus prácticas en una pastelería, pero ese día se habían quedado sin insumos, así que se encaminaron al centro de la ciudad de Mérida, de ahí fueron a Costco a terminar de recoger insumos.

Mientras estaban en el auto empezaron a acordarse de la Mona Susy, una hermosa  animalita del Zoológico Centenario. Les entró muchas ganas de ir, así que, en vez de regresar a la pastelería fueron al zoológico.

“Entramos al centenario y fue un sentimiento de nostalgia porque hacía tiempo que no habíamos ido, empezamos a recordar algunas cosas, como el trenecito.” – menciona Alison.

Luego fueron a ver a su ídolo, conocida entre los yucatecos como la Mona Susy, la  chimpancé más antigua del centenario que se caracteriza por hacer travesuras, una de ellas es lanzar sus heces fecales a los visitantes del zoológico.

Susy-01

Fuente: Periódico de Yucatán.

 

“Tu le hablabas a la mona Susy, y te saludaba con su heces fecales,” – afirma Alison Pacheco, “es por ello que en el centenario hay una gran distancia entre  la mona Susy y los visitantes del zoológico”, puntualizó.

Cuando regresaron a la pastelería les entró la flojera de tener que ir a la universidad, así que se les antojo ir a tomarse una cerveza a la playa de Mérida de nombre Progreso.

“El chef nos dijo que obviamente no íbamos ir a Progreso porque nosotros teníamos clases, y no podíamos faltar”. Ya nos habíamos resignado, pero si algo era seguro es que definitivamente no queríamos ir. Estábamos pasando por una glorieta, pero en vez de tomar la salida hacía la universidad, se determinó el viaje y acabamos tomando la salida hacia la playa.”

Alison cuenta que ir a progreso fue muy divertido porque disfrutaron de su cerveza en Eladio´s, dónde podían disfrutar de la brisa del mar.

progreso4

Fuente: Yucatán Today.

 

“Paseamos por el malecón, vimos como pescaban; incluso observamos a un señor gordito que se metió con su boxer al mar y se le marcaba todo el aparato reproductor masculino.”

61XGXPZAA0

Fuente: Speedo

 

“Todo estuvo muy excitante, nos la pasamos súper bien y fue muy divertido estar con ellos. Lo más padre para mi fue salirme de la rutina. Cuando llegué al trabajo ese día, nunca pensé que iba a ir al centenario y mucho menos que luego de eso iba a faltar las clases para ir a la playa.”

A veces es bueno para las personas salirse de lo que regularmente hacen, porque te permites relajarte y divertirte. Es una buena experiencia y sobretodo cuando cuentas con excelente compañía. Está en ti poder convertir de vez en cuando un día ordinario, en uno divertido y espontáneo.

¿Tu también has salido de la rutina? ¿Te funcionó? ¡Comenta!

 

See you later, Alligator!